jueves, 7 de octubre de 2010

Algo pequeñito

Ayer fue un día complicado. Salí de mi casa como siempre a las 07.00 H, y hasta las 20.00 H no regresé. En el trabajo estamos a tope, y como siempre encontrándonos con todo tipo de personas. Gente humilde y amable que ven en tí una vía de escape para contarte su problema, y gente que en cualquier circunstancia ve un problema (por supuesto todo esto cargado de prepotencia).

Salí de la oficina ya cargada de tensión y encima nostálgica pues me empezó a preguntar por tí, y por nosotras. Me sentí impotente de no saber explicar lo que sentía, no encontré palabras. Aunque creo que me entendió porque terminó con algo así... "Yo te entiendo, en tu cara se te nota, yo te veo muy bien". Supongo que eso a su nivel, es algo bueno.

Comimos en casa, y L. y yo fuimos a clases de Inglés. Me vino bien despejarme y también reírme un rato, pero al final hubo movida, y aunque yo no estaba en medio, no me gustan estos rollos. En el camino hemos hablado de la distancia, gran tema para un día asqueroso.

Otra vez corriendo, pero ésta vez a dar las clases yo. Me he cansado de repetir y repetir lo mismo. Buuuff, mi paciencia estaba en el subsuelo y me ha costado un sobresfuerzo.

Cuando me estaba despidiendo ha pasado un chico de los que van a la oficina, y me ha dicho "eres muy buena persona, yo nunca olvidaré que fuíste la primera que me tendió la mano cuando llegué".

Y me ha dibujado una sonrisa. No por lo que dice que eso es muy relativo, probablemente habrán miles que pensarán que soy lo peor, sino porque me he dado cuenta de que me recompensa mi trabajo. Y lo más importante, que me emocionan estas pequeñas cosas.

Quiero que esto siempre sea así. Que lo material me siga sin importar. Que consigan hacerme sonreír con unas palabras. Que una canción me emocione, que me sienta nostálgica. Que tenga días en los que quiera subir algunos peldaños para ver el mundo desde las nubes. Que todo se transforme en algo pequeñito...

4 comentarios:

Piojo dijo...

Cariño, hay cosas que nunca cambian y tú eres una de ellas.

Por eso te quiero, por como eres y porque nunca cambiarás

pensamientos del corazon dijo...

lo de buena persona no me cabe la menor duda, y es curioso, q atraves de unas letras se lleguen a conocer a las personas.
hay dias q son mejores q no existieran pero tb nos enseñana muchas cosas, no se si yo seria capaz de aguantar una distancia asi
arriba pioja, ya qeda poco para cerrar este blog, un dia menos

SaRiTiSiMa dijo...

Sabes? la gente grande da mucho mas valor a las cosas pequeñitas... esta claro, pues, tu tamaño aunq no me sorprende despues d "ver" ese corazon q te gastas:-). A las nubes yo te invito... eso si, d forma netamente material asi q no te hara ni fu ni fa. Besos higienicos piojas... y cuidado con saltar q sigo en guardia :-)

Some parts of her dijo...

Pequeños detalles para grandes personas ;)