jueves, 4 de noviembre de 2010

Inestable

No sé como estoy, no sé que me pasa y no sé como me siento. El caso es que me siento triste. El tiempo y la distancia me están asfixiando. Hace una semana estábamos disfrutando de cada segundo y ahora sigo aquí, con mi mini-mundo, completamente vacío. Me faltas tú. Necesito dar pasos firmes y caminar. Necesito no contar días, ni segundos. Ni coger aviones ni hacer maletas. Necesito tenerte a mi lado cada día de mi vida. Despertarme a tu lado sin que en el fondo mis latidos vayan al compás de los segundos que quedan para despedirnos. Y ya sé que el maldito tiempo es quién decide, eso y la suerte, pero es que yo necesito sentir que somos tú y yo quienes tenemos el control de nuestra vida, que nada ni nadie tiene que decidir por nosotras.

 I will love you for the rest of my life...

4 comentarios:

pensamientos del corazon dijo...

tiene q ser durisimo pioja, yo creo q no podria soportarlo, esa capacidad de amar q teneis vosotras es increible, pero te dire q teneis algo muy especial, algoq a todas nos gustaria tener y q por ello tenias q esatr feliz y contenta, q es cuestion de tiempo, pero q a la larga lo vas a tener.
estate hoy de bajon, pero mañana te qiero ahi arriba con mas fuerzas q nunca, animando a ese piojo q te adora, piensa en ella y preguntate como te sentirias tu si la vieras asi de triste y si qieres q ella sienta eso

un abrazo con todo mi cariño

Piojo dijo...

He de admitir que en cierto modo me molesta leer esto. Me molesta porque cada día me esfuerzo por que la distancia desaparezca, por llenar ese mundo que ahora dices que está vacío y porque se nos olvide contar los días.
Esta vez tuvimos una despedida como nunca, tranquila, serena. Sentí que volvías a tener fuerza, que confiabas en nuestro futuro como nunca y también en el tiempo, en el "poco tiempo".
Sé que eso es así y que lucharás contra lo que sea y el tiempo que sea necesario.
Pero entre tanto que necesitamos las dos necesitamos tirar hacia el mismo lado y al mismo tiempo.
Haremos una pausa, pero no olvides que la felicidad también es una actitud.

Te amo pequeña.
PD: estoy dispuesta a quitarle las telarañas a esa burbuja que antes usábamos. Pasamos allí la noche, pero mañana continuamos ;)

Butterflied dijo...

La distancia es dura, pero si merece la pena, se aguanta. Hay días de más fuerza y días de más bajón, pero no si por el momento no se puede hacer nada más, es lo que hay. Lo mejor es quedarse con los buenos momentos y pensar que en un futuro más o menos lejano, no van a ser buenos momentos sino toda una buena vida compartida. ;)

Ánimo, piojillas. Un besote.

tinta negra dijo...

no pienses asi...piensa en los momentos felices que vendran!°


Saludos!°