viernes, 5 de noviembre de 2010

Perdiéndome

He salido de clase y me he escapado a la playa.Conducir con una buena música y llegar a un lugar sin saber por qué. Hoy he llegado hasta esa playa en la que tantos momentos hemos pasado. Me encanta el olor a mar. Hacía bastante viento así que he terminado llena de arena y ensalitrada. Me senté en la orilla y así pasé una hora... sin darme cuenta absolutamente de nada. Llené mis pulmones de oxígeno y volví a respirar. Hoy mi oxígeno se había transformado en ganas de llorar...




5 comentarios:

pensamientos del corazon dijo...

q te pasa piojilla q te siento tan decaida, como sin fuerzas.
anda animate no decaigas ahora, q ya lo teneis chupado mujer, no tires la toalla, no ahora despues de luchar tanto
un abrazo, y lucha, q solo pierde el q abandona

Piojo dijo...

Creo que hoy el oxigeno se ha vuelto dióxido para las dos, pero ya pasó.
No creo que hayas ido a parar ahí sin saber donde ibas, creo que algo te llevó. Y es que esa playa nos ha regalado muchos buenos momentos y muchas risas juntas.

Todo sigue intacto, como siempre. Y yo voy a seguir luchando como nunca, lo prometo.

Te amo (y te entiendo)

SaRiTiSiMa dijo...

No te preocupes Pioja: sera la resaca de tanta felicidad vivida. Ademas llorar es bueno!! Besos oxigenados y deseosos de q vuelvas a ser otimista

tinta negra dijo...

anda levanta ese animo !°


Saludos!°

La Mujer D dijo...

Y a mí por qué se me había pasado este post?? O_O. Bueno...pues espero que estés mejor, la distancia.. Buf! qué asco! Muuuaka!